Terras Gauda.- Albariños que siempre triunfan

05/26/2016

Terras Gauda.- Albariños que siempre triunfan

Terras Gauda es una de las bodegas fundadoras de la D.O. Rías Baixas y además sus vinos no pierden un gramo de calidad en cada añada, por ello sus frescos blancos son uno de nuestros favoritos para redondear un caluroso día de primavera.

bot-terrasgaudas-2015Los prestigiosos vinos de esta bodega del Valle de O Rosal, donde nacen algunos de los mejores blancos gallegos, gozan de una estupenda acidez y registros que van desde las frutas exóticas a las suaves notas florales, mostrándose a la vez potentes y con una estructura elegante.

Aunque una de las señas de identidad de Terras Gauda es saber trabajar con variedades autóctonas poco conocidas para el gran público, la Albariño es sin duda la gran protagonista de todos sus vinos. Para mimar al máximo a esta uva, la bodega procuró desde sus inicios situar sus viñedos en torno a un microclima excepcional caracterizado por sus suaves temperaturas.

A orillas de la desembocadura del Miño, sobre interminables laderas y a solo unos pasos de la frontera con Portugal, nacen estos vinos que están entre los blancos más vendidos de nuestra comunidad, especialmente si hablamos del vino referente de la casa, el Terras Gauda 2015, un ejemplo de cómo la Albariño armoniza a la perfección con castas como la Loureiro y la Caíño blanco.

Otro ejemplo de blanco exitoso y encima muy asequible para cualquier aficionado, es el Abadía de San Campio, el primer vino que elaboró esta casa, allá por 1990. Es el único monovarietal de la bodega, un blanco vivo y siempre apetecible que ha sido honrado con primeros premios en la Fiesta anual del Albariño de Cambado y en el I Concurso de Albariños del Mundo celebrado en Reino Unido.

Ya en la gama de los vinos top de la casa, encontramos La Mar y el Etiqueta Negra. El primero es un blanco muy original, puesto que en su composición predomina absolutamente la Caíño blanco, una uva muy minoritaria que dota de buena acidez y mucha untuosidad al vino, convirtiéndolo en uno de nuestros blancos españoles favoritos. El segundo es la muestra palpable de la riqueza de matices que adquiere la Albariño cuando es criada durante 4 meses en barrica.

masinformacion

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: